El coste del conflicto en la empresa

Ventajas de recurrir a la mediación en la empresa para resolver conflictos

Las empresas huyen de determinados lugares, se paralizan las inversiones, se frena la actividad económica, la insatisfacción de los clientes es notoria, la imagen ya no es la que era, el ambiente de trabajo se deteriora… En definitiva “los números no cuadran”.

Muchas veces el coste del conflicto puede ser el determinante del cierre de empresas y, sobre todo, para el tejido de negocios familiares, no olvidemos que en España hay 2,8 millones de empresas de este tipo y que su facturación equivale al 70% del PIB español, dando trabajo a 10,13 millones de empleados.

No obstante, sería difícil cuantificar lo que puede suponer cualquier pleito o reclamación en el tiempo como detonante de algún conflicto en el ámbito empresarial. Algunos pueden ser más o menos visibles, como las huelgas y despidos en el ámbito de recursos humanos, incluso el margen de ventas o las deudas de proveedores en la esfera mercantil. En cambio muchos otros, como situaciones de ansiedad o depresión de los trabajadores, el coste emocional, la pérdida de la imagen corporativa de cara al cliente o la inaplicación del actual “manual de buenas prácticas”, que tienen las empresas, son difíciles de cuantificar.

Este punto es difícil porque sería cuantificar cuestiones tales como:

  • Costes del tiempo que suelen invertir el empresario en resolver los conflictos internos y toma de decisiones.
  • Costes por pérdida en la calidad de las decisiones: se tiene menos tiempo para ocuparse de  asuntos que requieren mayor importancia.
  • Costes surgidos por el descenso de la productividad, debido a que un personal desmotivado.
  • Costes relacionados con el personal formado y cualificado en la empresa que se marcha a causa del conflicto.
  • Costes, cada día más usuales, por el aumento de enfermedades  derivadas del conflicto, con ausencia, bajas laborales, etc.

Y así hay una larga lista de cuestiones que quizás aumenta cuando hablamos de cara al exterior: clientes, imagen, publicidad, relaciones con bancos para créditos…

Ventajas de la mediación en la empresa

Por eso me atrevo a llamar la atención hacia la intervención desde la mediación en la empresa para la gestión de conflictos. ¿Cuánto nos podemos ahorrar recurriendo a este método?

Podemos decir, que está demostrado, que aquellas empresas donde se establecido la mediación como método alternativo para gestionar sus conflictos han reducido en un 75% sus costes en gastos de abogados, costas, demoras de tiempo en tribunales y expedientes internos e incluso malas decisiones.

Teniendo en cuenta este dato, vamos a indicar cuáles son las principales ventajas de recurrir a la mediación en la empresa:

  • Restauración de relaciones comerciales sin romper la relación cliente-empresa.
  • Disminución del tiempo de resolución de los conflictos, lo que supone un ahorro económico para la empresa.
  • Fortalecimiento de la solvencia de las empresas.
  • Una imagen comercial “limpia”.

La misión del mediador en la empresa

Así, la misión del mediador en la empresa es la de planificar una estrategia para conseguir que las partes continúen su relación comercial y obtengan beneficios mutuos, de modo que:

  • Entiendan el objetivo de la mediación dentro de su organización como un proceso eficaz para alcanzar un acuerdo.
  • Sepan abordar los problemas fundamentales con una actitud comprensiva hacia las necesidades e intereses legítimos de cada parte.
  • Presenten nuevas ideas para desbloquear situaciones.

Una empresa es una estructura esencialmente humana. Me gustaría dar luz a nuestro lector para que definitivamente apueste por la mediación como método extrajudicial de resolución de conflictos que, a buen seguro, le llevará a solucionar al menos dos aspectos muy importantes en una compañía:

  • El coste del tiempo: un gran número de estudios indican que los directores y gerentes de empresas dedican entre un 30% y un 50% de su tiempo a la atención de problemas.

En este sentido, si aplicamos un proceso de mediación, casi podemos decir que se reduce este tiempo a la mitad y, dado que hablamos de un proceso eminentemente educativo, con el paso del tiempo éste será menor porque las partes en conflicto habrá aprendido a gestionarlos.

  • El coste del conflicto social: no es fácil calcular los costos asociados al daño emocional; los detrimentos de la salud originados por el conflicto; la imagen al exterior de una empresa; la calidad de un producto por malas decisiones…

Pero nuevamente, si aplicamos un proceso de mediación, conseguiremos que las partes sean responsables de su solución y, sobre todo, la imagen que daremos al exterior es que, ante un problema, en esta empresa se dialoga y se tienen en cuenta los intereses y necesidades, más que las posiciones.

La Universidad Loyola Andalucía apostó por la creación de toda una infraestructura formativa que dio lugar a la creación del Diploma de Especialización en Mediación y Gestión de Conflictos, impartido por Loyola Executive Education.  Se trata de una formación de expertos mediadores en el ámbito de la empresa y los recursos humanos e, incluso, de un servicio a disposición de la sociedad para atender aquellos asuntos que fueren derivado para su atención profesional.

Solo nos queda decir: “empresario, tu problema tiene mediación”.

Francisco Javier Alés

Francisco Javier Alés

Abogado, Mediador y Profesor de Loyola Executive Education. Director del Diploma del Especialización en Mediación y Gestión de Conflictos, Director del Foro Internacional de Mediadores Profesionales y Director de la Escuela Sevillana de Mediación. Conferenciante y ponente en numerosos foros y universidades. Coautor del Libro "La Magia de la Mediación".

One thought on “El coste del conflicto en la empresa

  1. Es indispensable la mediación en empresas, m gustaría documentarme mas mas y mas para llegar a conocer y aplicar mediación en empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *