El Mundial de Fútbol y las estrategias en mediación

futbol y estrategias en mediacion

Hace algún tiempo escribí sobre las técnicas surgidas, las estrategias y las tácticas empleadas en el Mundial de Fútbol. Hoy las vuelvo a refrescar. Estamos viviendo un nuevo Mundial y con él los diferentes equipos, entrenadores y coach piensan en como conseguir sus objetivos para ir avanzando en la competición.

Recordemos una estampa del Mundial de Fútbol de Brasil. “Se aprestan los últimos detalles, el vestuario ruge y calla al mismo tiempo. Los masajistas hacen su trabajo sobre la musculatura de quienes minutos después escribirán una nueva página en la historia del fútbol. Los utileros cuentan cada elemento una vez más para evitar sorpresas”.

Las emociones a flor de piel. Hay quien reza, quien se santigua antes de entrar en el campo, quien se agacha para tocar la hierba, quien da dos saltos antes de entrar al césped,  quien tiene la mirada perdida o quien se acuerda de un ser querido. El ruido es ensordecedor, se entremezclan cánticos que, a duras penas, podemos diferenciar. Distintos idiomas con un mismo fin: alentar hasta el extremo a quienes deben ser los protagonistas de la contienda.

El fútbol es una escuela, una fábrica constante de  tácticas y estrategias. En el campo de juego, nos esperan las lecciones de vida de superación, comunicación, complejidad, liderazgo, control de las emociones, coordinación, solidaridad, juego en equipo… El fútbol es capaz de ensalzar y de hundir, de mostrar y de ocultar, de poder y arriesgar.

Tácticas del fútbo y estrategias en mediación

Las estrategias y las tácticas en el juego son tan variadas como internacionales. ¿Seriamos capaces de aplicarlas a la mediación? ¿Podríamos aprender de ellas para hacernos mediadores? ¿Por qué no? Supongamos que nos encontramos en una mesa de mediadores para abordar una mediación multiparte en las que hay varias personas implicadas y  hablamos de organizaciones complejas.

Como mediador, si tuviera que mostrárosla sería algo así:

Dicen los expertos que los suizos desarrollaron el sistema ‘cerrojo’. Cuantas veces unos llevan la fama y otros cardan la lana, pues en este caso la fama se la llevaron los italianos, quiénes inventaron también los principios del catenaccio (encadenado). Básicamente es una formación defensiva. Sitúa a un jugador ‘escoba‘ por detrás de cuatro defensas, tres mediocampistas y dos atacantes.

En mediación con este sistema se intenta que no “penetren” los sentidos, que no nos cojan descolocados cuando nos intentan atacar.  Que no exista la “colonización por las partes” y conceder a la “sinrazón” su lugar, para analizarla y luego descartarla porque la posición cerrada no nos puede dejar de intentar “penetrar” en ese nuevo espacio que supone el interés y la necesidad. Que no demos tregua a quien quiere, a través de su comunicación, llegar atacando sin reconocer su parte de culpa. Los italianos perfeccionaron el catenaccio y experimentaron con otras alineaciones.

Los holandeses probaron con lo que denominaron ‘fútbol total’, gracias a la “Naranja Mecánica” (nombre con el que se conoció a la Holanda de los años 70), en el que cualquier jugador puede ser requerido tanto para atacar como para defender, según lo demande la situación. Esto exigía muchísimo a los jugadores.

Este sistema en mediación nos ofrece el equilibrio, el saber ceder y conceder; pedir y conseguir y, sobre todo, entrar en el “campo de la mediación” abierto según cada momento a la situación que se presente. Venir sin posiciones cerradas y mediante las preguntas abiertas, abrir otro espacio, nos permite adaptar las historias y colaborar.

Una variación del sistema de catenaccio se desarrolló en Alemania, donde el jugador escoba se transformó en el líbero, que podía intervenir desde atrás de la defensa. El libero o “mediador natural” es muy necesario, ya que esta descargado de la presión de tener que realizar una apuesta concreta y, sin embargo, nos da juego para desbloquear situaciones. También  podemos entender el “líbero” como ese personaje secundario del que podemos tirar para desbloquear situaciones, dada la confianza de ambas partes en él.

Muchos equipos británicos adoptaron lo que se conoce como ‘pantalla frontal‘, donde un jugador escoba juega por delante de una línea de cuatro. También está la formación en forma de ‘diamante’, donde cuatro centrocampistas se sitúan formando los vértices de la figura de un diamante en alineación.

Estos sistemas más modernos utilizados por grandes equipos y clubs de futbol más recientemente, nos hablan de la “triangulación”. Creo que no hace falta imaginar nada más para la mediación, ya que hablamos de la posibilidad como bien sabemos de circular las preguntas hasta el punto de analizar la situación idónea en la narración de historias.

Y hoy en día, ¿cómo son las estrategias? Muy a menudo, las formaciones defensivas comprenden la defensa ‘hombre a hombre’ o individual. Un catenaccio en el que cada defensor se encarga de un atacante, al que sigue por todas partes, o un sistema ‘zonal’ en el que el jugador tiene asignada una parte del campo y marca a cualquier atacante que penetra en su zona.

¿No os recuerda mediadores a las posiciones, los intereses y las necesidades? En el fútbol actual se puede hablar de dos ‘escuelas’ bien diferenciadas: aquella que transforma la situación que se produce en la “mesa-campo de mediación” y aquella que hace circular las historias. A ésta se demanda la creatividad, esa que ofrecen los Messis, Cristianos o Iscos. Desde nuestra escuela de Loyola Mediación, demandamos la ilusión, el ver más allá, el pensar lo que nadie mas ha pensado y hacer lo que nadie mas se atrevió a hacer.

Amigos disfrutad la mediación. Disfrutad del Mundial de Fútbol, un evento único.

Francisco Javier Alés

Francisco Javier Alés

Abogado, Mediador y Profesor de Loyola Executive Education. Director del Diploma del Especialización en Mediación y Gestión de Conflictos, Director del Foro Internacional de Mediadores Profesionales y Director de la Escuela Sevillana de Mediación. Conferenciante y ponente en numerosos foros y universidades. Coautor del Libro "La Magia de la Mediación".

One thought on “El Mundial de Fútbol y las estrategias en mediación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *